Testimonios

Testimonio Hijo Deisy

Mi hijo era distinto al resto, se golpeaba, era extremadamente inquieto, mordía y golpeaba otros niños y a los 4 años aproximadamente los médicos le diagnosticaron autismo.
Con fe comencé a orar, a pedirle a Dios que hiciera el milagro en mi hijo, que obrará en su vida.
Un dia soñé, y Dios me mostró a mi hijo más grande en la iglesia, sentado atrás, calmo y tranquilo y supe que el haría la obra.
Poco a poco Dios trabajo en su vida sacando todo eso de él, mi hijo es un niño sano, sin rastros ya de lo que algún día los doctores dijeron, es un niño lleno de vida.

Deisy Chacon.